20 Mayo 2019
Me diste un beso y me clavaste una espina en el corazón. Viajo por mis entrañas e hirió mis sentidos, abrasó mi piel emboto mi corazón.
Desde entonces no sé si vivo dormido o despierto, angustiado o sosegado… Vivo alienado por ti voluntad y tus caprichos. Loco estoy.
-Carlos paz

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.